Preparados para Extender el Reino

Mateo 9:36-11:1

936Cuando vio a las multitudes, les tuvo compasión, porque estaban confundidas y desamparadas, como ovejas sin pastor. 37A sus discípulos les dijo:

JESÚS

La cosecha es grande, pero los obreros son pocos. 38Así que oren al Señor que está a cargo de la cosecha; pídanle que envíe más obreros a sus campos.

101Jesús reunió a sus doce discípulos y les dio autoridad para expulsar espíritus malignos* y para sanar toda clase de enfermedades y dolencias. 2Los nombres de los doce apóstoles son los siguientes:
Primero, Simón (también llamado Pedro),
luego Andrés (el hermano de Pedro),
Santiago (hijo de Zebedeo),
Juan (el hermano de Santiago),
3Felipe,
Bartolomé,
Tomás,
Mateo (el cobrador de impuestos),
Santiago (hijo de Alfeo),
Tadeo,*
4Simón (el zelote*),
Judas Iscariote (quien después lo traicionó).
5Jesús envió a los doce apóstoles con las siguientes instrucciones:

JESÚS

No vayan a los gentiles* ni a los samaritanos, 6sino solo al pueblo de Israel, las ovejas perdidas de Dios. 7Vayan y anúncienles que el reino del cielo está cerca.* 8Sanen a los enfermos, resuciten a los muertos, curen a los leprosos y expulsen a los demonios. ¡Den tan gratuitamente como han recibido!
9No lleven nada de dinero en el cinturón, ni monedas de oro, ni de plata, ni siquiera de cobre. 10No lleven bolso de viaje con una muda de ropa ni con sandalias, ni siquiera lleven un bastón. No duden en aceptar la hospitalidad, porque los que trabajan merecen que se les dé alimento.
11»Cada vez que entren en una ciudad o una aldea, busquen a una persona digna y quédense en su casa hasta que salgan de ese lugar. 12Cuando entren en el hogar, bendíganlo. 13Si resulta ser un hogar digno, dejen que su bendición siga allí; si no lo es, retiren la bendición. 14Si cualquier casa o ciudad se niega a darles la bienvenida o a escuchar su mensaje, sacúdanse el polvo de los pies al salir. 15Les digo la verdad, el día del juicio les irá mejor a las ciudades perversas de Sodoma y Gomorra que a esa ciudad.
16»Miren, los envío como ovejas en medio de lobos. Por lo tanto, sean astutos como serpientes e inofensivos como palomas. 17Tengan cuidado, porque los entregarán a los tribunales y los azotarán con látigos en las sinagogas. 18Serán sometidos a juicio delante de gobernantes y reyes por ser mis seguidores; pero esa será una oportunidad para que les hablen a los gobernantes y a otros incrédulos acerca de mí.* 19Cuando los arresten, no se preocupen por cómo responder o qué decir. Dios les dará las palabras apropiadas en el momento preciso. 20Pues no serán ustedes los que hablen, sino que el Espíritu de su Padre hablará por medio de ustedes.
21»Un hermano traicionará a muerte a su hermano, un padre traicionará a su propio hijo, los hijos se rebelarán contra sus padres y harán que los maten. 22Todas las naciones los odiarán a ustedes por ser mis seguidores,* pero todo el que se mantenga firme hasta el fin será salvo. 23Cuando los persigan en una ciudad, huyan a la siguiente. Les digo la verdad, el Hijo del Hombre* regresará antes de que hayan llegado a todas las ciudades de Israel.
24»Los alumnos* no son superiores a su maestro, y los esclavos no son superiores a su amo. 25Los alumnos deben parecerse a su maestro, y los esclavos deben parecerse a su amo. Si a mí, el amo de la casa, me han llamado príncipe de los demonios,* a los miembros de mi casa los llamarán con nombres todavía peores.
26»Así que no tengan miedo de aquellos que los amenazan; pues llegará el tiempo en que todo lo que está encubierto será revelado y todo lo secreto se dará a conocer a todos. 27Lo que ahora les digo en la oscuridad, grítenlo por todas partes cuando llegue el amanecer. Lo que les susurro al oído, grítenlo desde las azoteas, para que todos lo escuchen.
28»No teman a los que quieren matarles el cuerpo; no pueden tocar el alma. Teman solo a Dios, quien puede destruir tanto el alma como el cuerpo en el infierno.* 29¿Cuánto cuestan dos gorriones: una moneda de cobre*? Sin embargo, ni un solo gorrión puede caer a tierra sin que el Padre lo sepa. 30En cuanto a ustedes, cada cabello de su cabeza está contado. 31Así que no tengan miedo; para Dios ustedes son más valiosos que toda una bandada de gorriones.
32»Todo aquel que me reconozca en público aquí en la tierra también lo reconoceré delante de mi Padre en el cielo; 33pero al que me niegue aquí en la tierra también yo lo negaré delante de mi Padre en el cielo.
34»¡No crean que vine a traer paz a la tierra! No vine a traer paz, sino espada.
35“He venido a poner a un hombre contra su padre,
a una hija contra su madre
y a una nuera contra su suegra.
36 ¡Sus enemigos estarán dentro de su propia casa!”*.
37»Si amas a tu padre o a tu madre más que a mí, no eres digno de ser mío; si amas a tu hijo o a tu hija más que a mí, no eres digno de ser mío. 38Si te niegas a tomar tu cruz y a seguirme, no eres digno de ser mío. 39Si te aferras a tu vida, la perderás; pero, si entregas tu vida por mí, la salvarás.
40»El que los recibe a ustedes me recibe a mí, y el que me recibe a mí recibe al Padre, quien me envió. 41Si reciben a un profeta como a alguien que habla de parte de Dios,* recibirán la misma recompensa que un profeta. Y, si reciben a un justo debido a su justicia, recibirán una recompensa similar a la de él. 42Y si le dan siquiera un vaso de agua fresca a uno de mis seguidores más insignificantes, les aseguro que recibirán una recompensa.

111Cuando Jesús terminó de darles esas instrucciones a los doce discípulos, salió a enseñar y a predicar en las ciudades de toda la región.

10:1 En griego impuros.
10:3 Otros manuscritos dicen Lebeo; incluso otros dicen Lebeo, a quien se llama Tadeo.
10:4 En griego el cananeo, término arameo para designar a los judíos nacionalistas.
10:5 Gentil[es], que no es judío.
10:7 O ha venido, o viene pronto.
10:18 O pero ese será su testimonio en contra de los gobernantes y otros incrédulos.
10:22 En griego por causa de mi nombre.
10:23 «Hijo del Hombre» es un título que Jesús empleaba para referirse a sí mismo.
10:24 O discípulos.
10:25 En griego Beelzeboul; otros manuscritos dicen Beezeboul; la versión latina dice Beelzebú.
10:28 En griego Gehena.
10:29 En griego un asarion [es decir, un «as», moneda romana equivalente a 1⁄16 de un denario].
10:35-36 Mi 7:6.
10:41 En griego reciben a un profeta en nombre de un profeta.

PROFUNDIZANDO MÁS

  • ¿Qué le dijo Jesús a sus discípulos que hicieran?
  • ¿Qué dijo Jesús acerca de como serían tratados los discípulos?
  • ¿Cómo piensas que los discípulos se sintieron con respecto a las instrucciones de Jesús?
  • ¿De qué manera se aplican las instrucciones de Jesús en tu vida?
La Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente,
© Tyndale House Foundation, 2010.
Todos los derechos reservados.

© 2018 SourceView LLC.
11